Dejar de fumar es un proceso desafiante / como-dejardefumar.com

Escrito por comodejardefumarcom 30-12-2017 en dejardefumar. Comentarios (0)

Aquí están las técnicas que usted puede implementar para sentar las bases del éxito en dejar de fumar.

10. Limpie su hogar

Tan pronto como haya dejado de fumar, tómese el tiempo para refrescar su hogar. Lave su ropa, vaporice los muebles y limpie la alfombra. El olor a humo de tabaco, incluso cuando está rancio, puede ser un desencadenante de sus antojos, así que asegurarse de que no lo va a oler todo el tiempo aumenta sus probabilidades de éxito. Un ambiente más agradable también le facilitará el manejo de la abstinencia.

9. Deshágase de sus hábitos para fumar

Mantener todos tus viejos ceniceros y encendedores a tu alrededor puede significar que no estás realmente comprometido con la idea de dejar de fumar. Puede ser una cosa difícil de hacer, pero eliminar esos artículos le hará pensar en los cigarrillos menos, e incluso podría reducir sus antojos.


8. Comience a hacer ejercicio regularmente

Trate de hacer ejercicio saludable como correr o andar en bicicleta. El ejercicio vigoroso puede proporcionar una liberación de dopamina que puede reemplazar la que solía obtener de los cigarrillos. Mantenerse activo también acelerará el proceso de auto-reparación de su cuerpo. Su salud mejorará más rápido y podrá ver su progreso con el tiempo. Concentrarse en un programa de ejercicio intensivo le dejará menos tiempo para pensar en los cigarrillos. También le hará menos propenso a volver a fumar, ya que no querrá perder lo que ya ha logrado.

7. Tome un nuevo pasatiempo

Considere la posibilidad de encontrar un hobby nuevo e interesante como la pintura, la alfarería o la escritura creativa para sacar su mente de fumar. Utilice su interés recién encontrado para ocupar su mente y cuerpo para ayudarle a lidiar con los antojos. Cocinar es un buen ejemplo de un pasatiempo que utiliza sus recién mejorados sentidos del olfato y el gusto. Descubre lo mucho mejor que sabe todo ahora que no estás fumando.


6. Encuentre su refrigerio saludable .

Cuando usted deja de fumar, su apetito aumenta. Encuentre un bocadillo saludable que disfrute, como zanahorias bebés o palitos de apio, y llévelos consigo en todo momento. Cuando un antojo golpea, ponga la zanahoria o el apio en su boca y mordisquee lentamente. Ayudará a ocupar las manos y la boca, y el movimiento familiar facilitará la relajación y el recogimiento.

5. Consigue una bola de estrés

Al tratar de dejar de fumar, es importante encontrar nuevas maneras de relajarse y calmarse sin nicotina, así como mantener las manos ocupadas. Comprar una pelota para aliviar el estrés, masilla tonta u otro juguete sencillo puede ayudar mucho a desarrollar nuevos hábitos saludables para lidiar con el estrés.


4. Reduzca su consumo de cafeína

La nicotina suprime los efectos de la cafeína, por lo que después de dejar de fumar, el café tendrá un efecto más fuerte en usted. Intente reducir su consumo de cafeína. El café es un estimulante, aumenta el ritmo cardíaco y hace más difícil lidiar con el estrés. También podría ser también responsable de al menos algo de su insomnio, así que reducirlo puede ayudarle a dormir mejor. Tendrás más energía a largo plazo.


3. Meditar

La meditación puede sonar exótica, pero es una forma fantástica de manejar algunos de los aspectos psicológicos del síndrome de abstinencia a la nicotina. La meditación es una forma de respiración profunda y relajación. Los participantes a menudo visualizan ciertos pensamientos o imágenes, repiten mantras específicos o simplemente se enfocan en la respiración profunda.  Algunas técnicas simples de meditación pueden ayudarle a tomar conciencia de sus pensamientos, acciones y sentimientos, ayudándole a entender mejor lo que está provocando sus antojos. Una vez que conozca sus factores desencadenantes, puede aprender a evitarlos.



2. Beba mucha agua

El agua acelerará la desintoxicación de nicotina. El agua también puede ayudar a aliviar la tos al facilitar que los pulmones eliminen la mucosidad y es una buena manera de combatir el aumento del apetito sin cambiar demasiado sus hábitos alimenticios.

1. Respira profundo

Siempre que sienta un antojo, respire profundamente y lentamente suéltelo. El estrés es uno de los desencadenantes más fuertes para los antojos de nicotina, y este sencillo ejercicio le ayudará a relajarse y calmarse. El oxígeno extra puede ayudar con sus dolores de cabeza y las sensaciones de mareo y aturdimiento. Si usted ha estado fumando durante mucho tiempo, es posible que todavía tenga nicotina residual en los pulmones. Respirar profundamente puede ayudar a aliviar un antojo liberando algo de esa nicotina en el torrente sanguíneo.

La experiencia de todo el mundo con dejar de fumar es diferente, así que algunos de estos consejos pueden o no funcionar para usted. No tenga miedo de experimentar y encontrar sus propios trucos para hacer que dejar de fumar sea más fácil.